COSAS DE PYMES

Hemos sobrepasado las expectativas y por lo tanto estamos preparando cosasdepymes.com para darle alojamiento a este blog de forma más eficiente. PRÓXIMO LANZAMIENTO.

RESUMEN

De entre las especialidades descritas en post anteriores, hay dos que se centran en la economía de las empresas (microeconomía) desde puntos de vista complementarios y, frecuentemente, poco conocidos incluso para los propios estudiantes que las seleccionan como opción profesional. ADE y Finanzas y Contabilidad (FICO). En esta ocasión, nos enfocamos en la Administración y Dirección de Empresas (ADE).

Por pequeño que sea un negocio e incluso si se trata de un autónomo, para desarrollar su máximo potencial requiere de las funciones de Administración y de Dirección, funciones para las cuales es deseable tener ciertos conocimientos y que frecuentemente omitimos porque asumimos que la gestoría se hace cargo de ellas, pero no es así.

La inmensa mayoría de las gestorías no cuentan con un departamento para asumir tales funciones. Por supuesto, su gestoría tiene más conocimientos y experiencia en estos temas que la mayoría de los pequeños negocios y seguramente, si el cliente lo solicita, le asesorará hasta donde le sea posible, pero frecuentemente no tiene la estructura ni la experiencia necesarias para tal fin puesto que la especialidad de su actividad es otra: que se cumplan sin problemas los requerimientos de tipo fiscal, de seguridad social, laboral, mercantil y normativo en un sentido amplio y general. De hecho, la mayoría de los gestores son juristas que tienen en su equipo contables para procesar las facturas y contabilidad, pero pocos son economistas.

Por lo tanto, el gestor afrontará la petición de ayuda en el ámbito de la organización con la mejor intención, pero sin las bases que tienen los estudios en ADE, porque se dedica a asesoramiento y gestión en las materias mencionadas, no se dedica a hacerse cargo de las decisiones estratégicas para el éxito del negocio. Esa es la función del dueño, de la gerencia del negocio o del propio autónomo, que además frecuentemente son la misma persona. La carrera de ADE está pensada para que quien la ha cursado sea capaz de administrar y dirigir un negocio.

Para este fin, sin ser exhaustivo y siempre teniendo en cuenta que existen algunas diferencias entre distintas universidades, las materias que conforman la carrera de ADE se agrupan en las áreas de:

  •  economía (macro y micro)
  • contabilidad financiera, analítica y de costes
  • finanzas tanto de mercado como de empresa
  • derecho mercantil y fiscal
  • marketing
  • producción
  • dirección estratégica y organización de la empresa
  • recursos humanos
  • matemáticas, econometría y estadística.

Hay quienes sostienen que se estudian demasiadas áreas y que por lo tanto al terminar la carrera se es un generalista sin ninguna especialidad. Por otra parte, esta visión general de una organización (empresa) y la comprensión de sus áreas funcionales brinda la oportunidad de integrar con bases técnicas sólidas todo ese conocimiento al desarrollo de la actividad emprendida.

¿No es un poco presuntuoso llamar empresa a un micronegocio y director al autónomo que es frecuentemente el único empleado? Lo puedo contestar así: ¿Se les da diferentes nombres a los órganos de la ballena y del ratón más minúsculo? No, se les da el mismo nombre. En ambos casos se llama estómago, ojos, lengua, etc. ¿alguien puede sostener lo contrario? Otra cosa es que tengan un tamaño diferente y ciertas peculiaridades en unos y en otros, pero son en esencia lo mismo. Por supuesto también es importante no perder de vista que no tienen absolutamente los mismos órganos: el ratón no tiene aletas y la ballena no tiene patas. Por cierto: en ambos casos el médico especialista es un veterinario, si bien no necesariamente el que sabe de ratones puede atender a una ballena y viceversa.

De igual forma, no se dirige y aplica las mismas políticas y criterios en un negocio de 3 empleados que en uno de 1.200 y quien lo intente con certeza fallará.

¿Esto significa que todas los micronegocios y PYMEs deberían contratar un graduado en ADE? No. Esto significa que todos los negocios, grandes o pequeños, igual que lo hacen las personas, deberían consultar de vez en cuando un especialista en ADE. Nótese que en esta ocasión me refiero a un especialista en ADE. Hago esta distinción porque no necesariamente estudiar el grado, o antes la licenciatura, da la experiencia necesaria de la misma forma que se puede obtener dicha experiencia a base de trayectoria profesional, si bien lo habitual es que al hecho de estudiar una carrera se le añada la experiencia de ejercerla.

CASO

Analicemos el caso de un local dedicado al arreglo de prendas de vestir con veinticinco años de trayectoria en un barrio como cualquier otro. Sólo tiene una trabajadora: la misma dueña que desempeña todas las labores y actividades necesarias. El negocio siempre ha tenido una actividad continuada que le ha permitido vivir con estabilidad, incluso teniendo en cuenta las consecuencias de diversas crisis y la pandemia. ¿Necesita consultar un especialista para seguir así? Después de todo, qué duda cabe de que es una experta en su negocio y lo conoce desde todas las perspectivas. Así, a botepronto, la respuesta es que no lo necesita, pero es muy posible que le aportara nuevas ideas y le advirtiera de posibles riesgos. Por supuesto, si esta consulta costara 2.000€ es altamente probable que no sea rentable.

En condiciones normales, esta emprendedora como casi todos los emprendedores, lo que necesita es desarrollar bases técnicas y aplicarlas a la cultura emprendedora que indudablemente ya tiene. En otras palabras: Potenciar su cultura emprendedora.

Con las bases técnicas adecuadas, entre otras cosas podría determinar:

  • Su coste por hora y con base en este dato considerar si es conveniente expandirse y contratar un empleado más.
  • Los trabajos que mayor beneficio le aportan y el motivo de que sea así, porque no necesariamente son los servicios más caros los que más le convienen al negocio.
  • Las variaciones en sus gastos y sus causas.
  • La dinámica de sus flujos de tesorería, que le permitan evitar pedir créditos o disminuir el importe solicitado.
  • Identificar el perfil de sus clientes y la mejor forma de acercarse a ellos.

Y una vez desarrolladas estas técnicas, sólo en casos puntuales y específicos consultar sus dudas. Es mas, hacer las consultas antes no sería rentable.

Por último y para destacar la importancia de estos conocimientos de la carrera de ADE, existen diversos másteres en Administración de Negocios, conocidos en el medio como MBA, para dar a aquellos que estudiaron otras carreras, de ingeniería por ejemplo, conocimientos necesarios para ascender en las organizaciones que los emplean, aunque no las dirijan en el corto plazo.

Uso de cookies
Uso de cookies

Sólo utilizamos cookies indispensables para la navegación interna del sitio que caducan al salir de él. NO RECOPILAMOS DATOS PERSONALES NI LOS CEDEMOS A TERCEROS, salvo imperativos legales vigentes, si los hubiera. No somos responsables de cookies de google, google analytics o similares que usted puede deshabilitar desde su navegador y sobre los cuales no tengamos control. Por favor, consulte nuestra política de privacidad y uso de cookies.