COSAS DE PYMES

Hemos sobrepasado las expectativas y por lo tanto estamos preparando cosasdepymes.com para darle alojamiento a este blog de forma más eficiente. PRÓXIMO LANZAMIENTO.

Resumen

Que un negocio genere dinero (en efectivo) ¿significa que tiene beneficios?

Rotundamente No. Generar efectivo y generar beneficios son dos situaciones totalmente independientes.

Se puede generar beneficio y que tal beneficio se presente como un bien material, no necesariamente efectivo. También es posible generar pérdidas y, al mismo tiempo, ingresar efectivo.

¿Confuso? Sí, es natural. No basta mirar la cuenta corriente o la caja, es indispensable la contabilidad que define y explica claramente esta situación entre otras muchas, incluso más complejas.

El objetivo de este post es resaltar la utilidad de la contabilidad con un ejemplo, no explicar detalladamente una situación, por cierto, bastante frecuente, potencialmente muy peligrosa para cualquier negocio y a la que dedicaremos un post en particular más adelante.

La economía de una persona o de una empresa funcionan bajo los mismos principios, por lo que utilizaremos ejemplos personales en esta ocasión. A la riqueza, sea personal o institucional, le llamamos patrimonio y se calcula de una forma muy sencilla:: al valor de todo lo que posee (casa + coche + muebles + cuenta de ahorros + otros) reste todo lo que debe (hipoteca – préstamo personal para el coche – deuda en la tarjeta de crédito) y el resultado es su patrimonio. El patrimonio se incrementa cuando los ingresos son mayores que los gastos, y en el sentido opuesto disminuye si los gastos son mayores que los ingresos.

Lo que hace quebrar a un negocio o empresa es tener pérdidas hasta que su patrimonio desaparece (técnicamente cuando es inferior al 50% del capital social), es decir, que los gastos sean superiores a los beneficios de forma continuada. Esta realidad, aparentemente fácil de identificar, se complica porque un negocio tiene una cantidad de movimientos muy superior al de una persona y con una mayor complejidad causada por múltiples factores como el fraccionamiento de importes, diversos plazos y formas de pago, etc., por lo que en la práctica saber si realmente hay beneficios o pérdidas no es fácil de conocer sin el adecuado uso de la contabilidad.

Por otra parte, está el origen del efectivo y el uso que hacemos de él. Un ejemplo típico es el que se produce cuando se tienen más gastos que ingresos, las ventas sí se cobran, pero los gastos no se pagan, por lo que obviamente hay incremento de las deudas, pero cada vez hay más dinero en efectivo.

Caso práctico

Veamos todo esto con números:

Ana poseía en enero de 2020 una casa que valía 120.000€, un coche que valía 14.000€, muebles por valor de 8.500€ y tenía un saldo en su cuenta corriente de 2.200€. A esa misma fecha su hipoteca tenía un saldo de 95.000€, tenía un préstamo personal con el que compró el coche por 2.850€ y debía a la tarjeta de crédito 1.620€.

Durante este período (2020-2021) tuvo ingresos por 23.000€ anuales (46.000 en total), gastos por 22.980€ y empleó la diferencia en pagar parte de sus préstamos hipotecario y personal, aunque ha incrementado en 140€ la de la tarjeta de crédito, a la vez que su saldo en c.c. ha disminuido en 250€.

A inicio de 2020 el patrimonio de Ana era de 45.230€ y al final de 2021 fue de 68.250€, es decir, 23.020€ más.

Gilberto en exactamente las mismas fechas y plazos poseía una casa que en enero de 2020 valía 350.000€, un coche que valía 42.000€, muebles por valor de 42.000€ y tenía un saldo en cuenta corriente por 6.200€. A esa misma fecha su hipoteca tenía un saldo de 320.000€, tenía un préstamo personal con el que compró parte del coche y de los muebles por 49.500€ y debía a la tarjeta de crédito 22.700€.

Durante este período (2020-2021) tuvo ingresos por 39.000€ anuales (78.000 en total), gastos por 80.680€ y aunque pagó una parte de su hipoteca, los otros préstamos, tanto el personal como en la tarjeta de crédito, aumentaron, a la vez que su saldo en c.c. aumentó en 1.100€ (18% más).

A inicio de 2020 el patrimonio de Gilberto era de 36.280€ y al final de 2021 fue de 33.600€, es decir, 2.680€ menos, o lo que es lo mismo, gastó más de lo que ingresó, lo que en un negocio serían pérdidas, a pesar de que tiene más dinero en cuenta corriente.

Art0034

A simple vista cualquiera podría decir que Gilberto es más rico que Ana porque tiene una casa, un coche y muebles más caros además de que gasta mucho más, pero si analizamos los números, en realidad es menos rico porque tiene un patrimonio menor y, además, en este período su patrimonio incluso ha disminuido.

Si con el paso del tiempo Gilberto no corrige la situación, llegará un momento en que su patrimonio dejará de existir, lo que en un negocio supondría quebrar -cerrar-. A pesar de tener una casa y un coche más caros que los de Ana, las deudas de Gilberto serían superiores a sus bienes, por lo que su patrimonio sería cero o, incluso, menos.

Uso de cookies
Uso de cookies

Sólo utilizamos cookies indispensables para la navegación interna del sitio que caducan al salir de él. NO RECOPILAMOS DATOS PERSONALES NI LOS CEDEMOS A TERCEROS, salvo imperativos legales vigentes, si los hubiera. No somos responsables de cookies de google, google analytics o similares que usted puede deshabilitar desde su navegador y sobre los cuales no tengamos control. Por favor, consulte nuestra política de privacidad y uso de cookies.